Aumento de glúteos

Cada vez es mas frecuente ver en la consulta mujeres que solicitan una operación para resaltar los glúteos. Evidentemente no todas las mujeres han sido agraciadas por la naturaleza con un trasero respingón, mas propio de la raza negra que la caucásica.

A la hora de enfocar los diferentes métodos para resaltar los glúteos se comenten muchos errores derivados de la falta de observación del caso. Para obtener éxito primero hay que hacer un buen diagnóstico del problema.

En la mayoría de casos las prótesis de glúteo no son la mejor solución porque el problema no reside en la falta de desarrollo de los músculos glúteos, sino en que están escondidos y no se ven. Los depósitos grasos excesivos en las mujeres tienden a concentrarse alrededor de los glúteos: cintura (michelines), cara interna de los muslos y parte baja de los glúteos (triángulo glúteo y “banana”subglutea).

Si en vez de aumentar los glúteos con una operación de prótesis glutea, muy agresiva, que deja cicatrices y con un alto índice de complicaciones, o con un relleno de grasa o hialurónico, retiramos toda la grasa que sobra con una liposucción habremos alcanzado nuestro objetivo de realzar la silueta del glúteo.

Con una liposucción o lipoescultura de las zonas perigluteas además de realzar los glúteos, conseguiremos acentuar la cintura y obtener una sensación de alargamiento de las piernas, efecto muy favorecedor.

Como complemento del resultado podemos fortalecer los músculos con ejercicios específicos de fitness o resaltar la silueta con prendas como los vaqueros push-up. Como resultado conseguiremos resaltar, redefinir y estilizar la silueta glútea alcanzando el canon de belleza natural.