Clínica Low Cost

Con la llegada de la crisis han proliferado gran cantidad de clínicas mercantilistas que ofrecen precios muy atractivos a costa de bajar la calidad de la atención médica, tanto en lo material como en lo profesional. Siempre he considerado que en la vida existen dos cosas donde no merece la pena ahorrar: las compañías aéreas y la medicina. Esto no quiere decir que usted no pueda operarse con unos precios razonables, pero siempre con calidad.

Aquí tiene una serie de características de estas clínicas para que pueda identificarlas y no caer en la trampa de la que puede arrepentirse.

• Suelen tener nombres genéricos o de calles y nunca de un cirujano concreto que es el responsable.

• Suelen tener sucursales lo cual es incompatible con una actividad que no deja de ser un trabajo artesano.

• Campañas publicitarias muy agresivas en Internet. • Toda clase de facilidades de pago y ofertas muy atractivas.

• Trabajan con “asesoras” (comerciales) que cobran un porcentaje y tratan de captar pacientes.

• Contratan a cirujanos plásticos como asalariados, que suelen ser jóvenes con título reciente o con poca experiencia, pero que aportan un título legal como pantalla.

• También operan cirujanos sin título y cualificación amparados por la legalidad de los anteriores cirujanos.

• Realizan algunas cirugías (otoplastias, blefaroplastias, pequeñas liposucciones) en la misma clínica, incluso en pisos altos lo cual por motivos de asepsia y seguridad está prohibido. Los exámenes preoperatorios no suelen ser rigurosos y pueden omitir pruebas tan importantes como un electrocardiograma o una ecografía mamaria.

• El seguimiento postoperatorio y revisiones no siempre lo realiza el mismo cirujano.

• No utilizan materiales de primera línea como en el caso de las prótesis mamarias. Actualmente las prótesis de mayor prestigio son de la marca Mentor© de los laboratorios Johnson & Johnson, lógicamente algo más caras que la media.

• En el caso de tener una complicación todo son excusas y evasivas y nunca  hay un claro responsable.

• Si la empresa cierra el paciente se queda sin atención y las reclamaciones a sociedades limitadas o anónimas son muy difíciles. Para no ser víctima de estas clínicas acuda siempre a un cirujano plástico. Si no conoce ningún cirujano, puede encontrar una lista completa en la web de la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética: www.secpre.org