Anestesia

Pensar en la ANESTESIA siempre causa respeto, a menudo temor y a veces miedo. Esto es normal si usted desconoce qué es la anestesia y sus posibilidades actuales. Nosotros pretendemos que con esta información y nuestro asesoramiento, pueda acudir al quirófano tranquilo, sin temor y dispuesto a colaborar con el equipo médico.

¿Qué es la anestesía?


Es una especialidad médica que permite operar a los pacientes sin dolor, mediante la administración de medicamentos anestésicos, procurando la máxima seguridad, comodidad y vigilando en todo momento al paciente mientras es operado.

¿Voy a estar dormido?


Usted despertará al terminar la intervención y saldrá despierto del quirófano. Antes de subir a la habitación pasará un tiempo durante el cual será controlado por el anestesiólogo

¿Cómo me van a dormir?


Hoy no se utilizan gases como el cloroformo sino medicamentos que se administran por la vena, mucho más seguros y de efectos más agradables.

¿Cómo voy a despertar?


La anestesia se puede conseguir por diferentes medios y no necesariamente hay que estar dormido para ser operado sin dolor.

En la anestesia general se encontrará en una situación similar al sueño, en la sedación estará semidespierto pero tranquilo e indiferente a lo que ocurra alrededor, en la anestesia epidural estará anestesiado solo de cintura hacia los pies.

¿Hay riesgos?


Las pruebas preoperatorias permiten al anestesiólogo valorar los posibles riesgos.

Toda intervención tiene un riesgo propio de la cirugía y otro de la anestesia. Los riesgos dependen principalmente del estado previo del paciente. Esto no debe preocuparle demasiado, pues el riesgo será cuidadosamente valorado por el anestesiólogo a través de la realización de pruebas preoperatorias:

  • Análisis completo de sangre.
  • Electrocardiograma para valorar su corazón.
  • Radiografías de tórax.
  • Ecografía y mamografías en cirugías de mamas.
  • Historia clínica personal detallada.
  • Consultas con otros especialistas: ginecólogos, dermatólogos, otorrinolarigólogos, cirujanos vasculares, endocrinos, etc.

Además el riesgo en cirugía estética es especialmente bajo, entre otras razones, por ser una cirugía no urgente, se realiza en pacientes sanos y son procedimientos que no requieren una anestesia muy profunda por limitarse a planos superficiales como piel y tejido subcutáneo, sin entrar en ninguna cavidad importante como en el caso de una apendicitis.

Todas las operaciones se efectúan en centros hospitalarios con quirófanos bien equipados, con medios técnicos y profesionales para resolver cualquier problema.

Un error o mito muy frecuente entre los pacientes es pensar que la anestesia local es más segura que la general, esto no es cierto y suele ser todo lo contrario.

Pero siempre debe tener presente que se le aplicará la anestesia más segura para su caso.

Confíe en nosotros y déjese asesorar por el anestesiólogo.

¿Cómo debo ir al quirófano?


Normas preoperatorias, un reconocimiento previo es indispensable para su seguridad

Comunicar al anestesista todo tipo de enfermedades tanto familiares como personales, sobre todo las de tipo respiratorio o cardiocirculatorio.

Informe de todas las medicaciones que este tomando, así como de las posibles alergias que padezca

Es aconsejable suspender el consumo de tabaco al menos 7 días antes de la intervención.

No ingiera aspirinas o derivados 7 días previos a la intervención quirúrgica.

No ingiera alimentos sólidos o líquidos (ni siquiera agua o chicle) en las 6 horas previas a la operación.

Para disminuir el riesgo de infecciones y potenciar la asepsia de la piel es recomendable ducharse y lavarse la cabeza con un jabón antiséptico antes de acudir al quirófano.


¿Dónde estamos?

Calle General Yagüe, 8, 1ºB – 28020 MADRID (ESPAÑA)