mitos de la cirugía estética

Cuando nos referimos a cirugía plástica o estética no podemos creer todo lo que se dice o se oye. Internet es un medio lleno de información, pero hay que saber filtrarla y entender que nunca puede anteponerse a los consejos de un cirujano plástico experimentado. Cada día es mas frecuente encontrarnos con pacientes que vienen con la lección del “Dr. Google” bien aprendida y acuden a la consulta del cirujano plástico, no para dejarse aconsejar, sino para comprobar que su opinión coincide con lo que han leído en webs y foros.

La información de internet puede inducir a la gente que está considerando someterse a una cirugía a tomar decisiones equivocadas y aumentar los riesgos potenciales. Por ello es muy importante saber interpretar la información y sus fuentes.

Entre los mitos mas frecuentes sobre la cirugía estética podemos referirnos a:

1) Todo lo que se ve en televisión es la norma.

No se puede creer todo lo que se ve en televisión o “reality shows”, pues no es real y no puede considerarse la norma y tratar de copiarla. Muchas veces es una distorsión de la realidad, que conduce a equívocos del espectador. Una cirugía plástica está bien hecha si hay un cambio, pero puedes decir que no te has operado.

2) Es una frivolidad someterse a una cirugía plástica

Someterse a una cirugía no es un signo de vanidad, superficialidad o egoísmo. No hay nada malo en corregir algo que a ti te moleste, ya sea por la propia naturaleza o por el paso del tiempo, aunque los demás no lo comprendan.

La mayoría de los pacientes tienen preocupaciones normales y saludables sobre su apariencia y solo quieren verse mejor. Después de una cirugía no solo sienten una mejoría en su apariencia, también en su autoestima y calidad de vida.

 3) Los resultados son para siempre

Hay muchos procedimientos no-quirúrgicos con los que se pueden obtener buenos resultados y tienen una duración previsible (Botox, ácido hialurónico,…). Aunque los procedimientos quirúrgicos tienen efectos mas duraderos no sabemos lo que pueden durar. No se puede detener el paso del tiempo y en un futuro puede ser  necesario un retoque de mantenimiento.

En caso de dispositivos artificiales como loas prótesis de mamas, están sujetas a un desgaste y a un posible recambio con el tiempo. Potencialmente no son procedimientos para toda la vida y por supuesto el pecho seguirá sufriendo los efectos del envejecimiento y los embarazos.

 4) Lo normal es operarse de la nariz por un traumatismo nasal

No todos los pacientes que piensan en una rinoplastia han sufrido secuelas de traumatismos nasales (narices torcidas o problemas respiratorios). Para muchos pacientes la motivación es solo mejorar estéticamente. Pero es normal escuchar a muchas personas o personajes públicos, que no quieren admitir su cambio estético y lo suelen camuflar como que han sido sometidos a una cirugía de tabique nasal.

5) Hay que ser rico para operarse

Esto no es cierto porque existen actualmente una gran variedad de procedimientos estéticos para cuidar nuestra apariencia. También hay opciones de financiación que se ajustan a cada presupuesto personal. No olvidemos que es una inversión a largo plazo y con grandes beneficios. Pero  tengamos en cuenta la calidad y experiencia del cirujano y huyamos de ofertas publicitarias y clínicas “low cost”. Lo barato nunca es sinónimo de calidad en cirugía.

 

clínica de cirugía estética en Madrid