Diedo tomas y los mitos sobre el aumento de pecho

1- Siempre se nota que estás operada

Los resultados con prótesis de mamas son muy naturales si se elige adecuadamente el tipo de prótesis y el volumen adecuado a nuestra anatomía. Los volúmenes excesivos además de ser poco elegantes, son poco naturales e implican problemas médicos a largo y medio plazo. Hay que confiar y dejarse aconsejar por el cirujano y no confiar tanto en el “Dr. Google”.

2- Las prótesis anatómicas son mas naturales.

La naturalidad no depende totalmente de la forma de la prótesis sino del volumen y el plano en que se colocan (debajo o encima del músculo). Las prótesis en forma de gota tienen sus indicaciones pero son mas duras al tacto, proyectan menos la parte superior de la mama y muy frecuentemente se rotan produciendo una deformidad del pecho.

Captura-de-pantalla-7

3- Hay prótesis que duran toda la vida y no se cambian.

Todas las prótesis son dispositivos artificiales que están sujetos a un desgaste con el tiempo y con la actividad. Por ello en algún momento será necesario un recambio. No confundir la garantía de por vida del implante contra rotura con la durabilidad de por vida. Las prótesis son dispositivos artificiales para llevarlos durante mucho tiempo, por ello es muy importante exigir una prótesis de una marca prestigiosa y huir de las ofertas atractivas de internet y clínicas “low-cost”

4- Las prótesis juntan el pecho.

Las prótesis solo pueden colocarse debajo de donde está el pecho. Si una mujer tiene los pechos muy lateralizados, siempre se verán separados pero como las prótesis rellenan ambas mitades internas de las mamas, la sensación es que están mas juntas.

5- Las prótesis de mamas levantan el pecho caído.

Las prótesis solo aumentan el volumen del pecho y pueden acentuar la caída. Para elevarlo es necesario reducir el exceso de piel mediante una “mastopexia”, que a veces se realiza junto con un aumento de pecho.

6- La cicatrices siempre se notan.

La cirugía estética siempre deja una cicatriz, lo que sucede es que se intenta esconder de la mejor forma posible, como por ejemplo entre el color oscuro de la areola y la piel normal. Recordemos que la calidad última de la cicatriz dependerá de cada paciente y del tiempo y no del cirujano. Las cicatrices no se pueden borrar con ninguna técnica, incluido el láser.

7- Con prótesis de mamas no se puede viajar en avión.

Absolutamente falso, de hecho muchas azafatas de vuelo se operan y no ocurre nada. Es un falso mito extendido por una conocida actriz de televisión y prensa rosa. De todas maneras no es conveniente viajar recién operada. ¡Cuidado con operarse en el extranjero!

Captura-de-pantalla-8

 8- La anestesia local o sedación son mas seguras.

El riesgo anestésico en un quirófano moderno y con presencia de un anestesiólogo es bajísimo. Los riesgos no están en función de la técnica sino en función del estado de salud previo del paciente, por ello es necesario un completo y riguroso estudio preoperatorio. La anestesia general es la forma mas segura de operarse porque es la única situación en que el paciente está tranquilo y completamente controlado. Nunca debe operarse con anestesia local o sedación.

9- Con prótesis no puedo dar de mamar.

No existe ninguna contraindicación para la lactancia materna, también es falso que introducirlas por la areola sea peor que por debajo de la mama. La lactancia depende de muchos factores y mucha gente que no se ha operado no puede dar el pecho.

10- Se me han encapsulado porque estoy mal operada.

El “encapsulamiento o contractura capsular” es la exageración de un fenómeno biológico normal en todas las prótesis. Si la cicatriz que se forma alrededor del implante es muy gruesa, se traduce en un tacto mas duro a la palpación y a veces deformar el pecho. En la mayoría de los casos suele ser pasajero y se resuelve en unos meses espontáneamente y con masajes. No hay forma de predecir quien tendrá una cápsula y si necesitará volver a operarse.